Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de su navegación por nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando aquí

Entendido


Ver mis viajes

« Otros destinosCircuitos por Madrid - CIRCUITOS

Madrid, capital de España, es una ciudad cosmopolita que combina las infraestructuras más modernas y su condición de centro económico, financiero, administrativo y de servicios con un inmenso patrimonio cultural y artístico, legado de siglos de historia apasionante.

Conserva uno de los cascos históricos más importantes entre las grandes ciudades europeas, que se funde armónicamente con las más modernas y cómodas infraestructuras.

Cerca de la Plaza Mayor se encuentra el llamado "centro aristocrático" donde deslumbra el Palacio Real, monumental construcción del siglo XVII, mezcla de barroco y clasicismo. Junto a él, la Plaza de Oriente, el teatro de la Ópera y la moderna Catedral de la Almudena, consagrada en 1993 por el Papa Juan Pablo II. La Puerta del Sol rodeada de una variada y selecta zona comercial y el "Paseo del Arte", bautizado así por sus incomparables museos, palacios y jardines, completan este conjunto monumental donde brillan con luz propia el edificio del Banco de España, el Palacio de las Telecomunicaciones y las fuentes de la Cibeles y Neptuno.

El arte y la cultura ocupan un lugar destacado en la agenda de Madrid. La capital cuenta con más de 60 museos que abarcan todo el conocimiento humano, destacando el Museo del Prado, una de las más importantes pinacotecas del mundo.

Extensos y cuidados parques y jardines la convierten en una de las capitales más verdes de Europa, mientras que la importancia de su aeropuerto internacional, donde llegan semanalmente más de mil vuelos procedentes de todo el mundo, sus dos Palacios de Congresos, el moderno recinto ferial del Campo de las Naciones, y más de 80.000 plazas en otros centros de reuniones convierten a Madrid en uno de los centros de negocios más atractivos de Europa.

Pero si hay algo que caracteriza a Madrid es una profunda y contagiosa pasión por la vida que se refleja en el carácter amistoso de su gente. Conciertos, exposiciones, ballets, una selecta cartelera teatral, los últimos estrenos cinematográficos, degustar un amplia muestra de la mejor gastronomía española e internacional, saborear el embrujo de sus bares y tabernas, son algunas de las alternativas de ocio de Madrid, además de una tentadora oferta comercial y de compras en tiendas tradicionales o en los más destacados establecimientos de las primeras firmas y marcas internacionales.

Magerit, 'tierra rica en agua', es el nombre con el que los árabes identificaron el enclave mesetario próximo a la sierra de Guadarrama que Felipe II eligió para establecer su corte y que posteriormente se convertiría en el Madrid que hoy conocemos.

La primera evidencia histórica de la ciudad data del año 865, cuando el emir Muhammed I mandó construir una alcazaba en la aldea de Mayrit, a orillas del río Manzanares. Mayrit significa en árabe "abundancia de ríos de agua". Por este motivo, el lema del primer escudo de la ciudad reza: "Fui sobre agua edificada / Mis muros de fuego son / Esta es mi insignia y mi blasón". Hasta 1083, cuando Alfonso VI de Castilla conquista la población, Madrid sería islámico.

Sin embargo, Madrid no cobró verdadera importancia hasta que Felipe II trasladó allí la corte en 1561. Al establecerse la corte se hizo patente la necesidad de reformas urbanísticas y pronto surgieron arrabales fuera del recinto medieval.

La instalación de la corte y de los organismos centrales político administrativos en Madrid hizo que se convirtiera en foco principal de la vida artística y literaria española, lo que atrajo a multitud de artistas españoles y extranjeros. Las construcciones más destacadas del Madrid de los Austrias fueron, además de algunas iglesias, la plaza mayor, la cárcel de la corte y el ayuntamiento.

Desde 1706 Madrid permaneció fiel a los Borbones y en recompensa los monarcas hicieron de ella la capital de un estado centralizado, con todas las ventajas que ello suponía. Urbanísticamente, el Madrid de los Borbones experimentó notables mejoras. Durante el reinado de Felipe V se construyó el puente de Toledo y se inició la construcción del Palacio Real (1737) que debía sustituir al alcázar, incendiado en 1734. Fernando VI y en especial Carlos III, pusieron gran empeño en las obras de saneamiento y embellecimiento de la ciudad: empedrado, limpieza de las calles, alumbrado público, vigilancia nocturna, etc.

Los esfuerzos realizados por los Borbones para impulsar el desarrollo económico, urbanístico y cultural de la ciudad se vieron truncados como consecuencia de las guerras napoleónicas. Madrid no recuperó su ritmo hasta la tercera década del siglo XIX.

Después de la segunda guerra mundial, la capital, además de ser un importante centro de consumo, inició un proceso de modernización en el que se crearon grandes empresas y comenzaron a desarrollarse industrias químico-farmacéuticas, metalúrgicas y electromecánicas.

Actualmente la provincia de Madrid supera los seis millones de habitantes y es una de las ciudades más importantes de Europa.

La gastronomía de Madrid sigue teniendo la solera inicial, cuando el rey Felipe II formó la capital, añadiendo después las comidas típicas de las provincias colindantes. El olor más común de la cocina madrileña es el de la fritura, como los churros, los calamares a la romana, las patatas bravas, los chopitos, etc.

La capital, al ser lugar de paso y cruce de viajeros ha ido adoptando los platos típicos de las regiones de España a lo largo del tiempo hasta tal punto de convertirlos en una gastronomía de referencia mundial.

Entre los productos típicos de Madrid están los ajos y el anís de Chinchón, los espárragos y fresas de Aranjuez, verduras y hortalizas de la zona de Villa del Prado, las tiernas carnes de la Sierra de Guadarrama, los quesos y aceitunas de Campo Real, los melones de Villaconejos, los quesos de Miraflores de la Sierra o los Vinos de Madrid D.O producidos en localidades como Arganda del Rey, Navalcarnero o San Martín de Valdeiglesias entre otros

La cocina madrileña no podría existir sin los tradicionales mercados de abastos localizados en los diferentes distritos de la capital. Algunos de ellos han sido remodelados como el Mercado de Barceló o Mercado de la Cebada. Pendientes de una reforma para adaptarse a las necesidades del S.XXI están el Mercado de Vallermoso o el Mercado de Legazpi. Otros, como el Mercado de San Miguel o el Mercado de San Antón se han transformado en mercados gourmet donde, además de poder encontrar selectos productos. Uno de los atractivos de estas nuevas fórmulas de mercado es la posibilidad de comprar pescados, carnes o pastas frescas y que sean cocinadas en el momento ante nosotros en los puestos - bar. En esta misma línea ha ido la reforma del Mercado de San Ildefonso convirtiéndolo en el primer street maket de la capital.


Circuitos de 6 días (5 noches) realizando un amplio recorrido para conocer la esencia de cada lugar:

CIRCUITO INTERIOR POR MADRID

La Comunidad de Madrid está situada en el centro de la Península Ibérica y limita con las provincias de Castilla-La Mancha y de Castilla y León. Su capital, Madrid y también la capital de España, cuenta con una gran población de habitantes, que se concentra en el área metropolitana. Cuenta con un rico patrimonio artístico y natural y su territorio estuvo poblado desde el Paleolítico Inferior, de los que se han hallado abundantes y ricos yacimientos arqueológicos.

* Madrid Monumental

* Madrid y Aranjuez.

* Ciudad de Madrid

* San Lorenzo del Escorial y Alcalá de Henares.


Las Provincias

Las Provincias***


Zaragoza, 2
28941 Fuenlabrada (Madrid)
914920980

www.mc-hoteles.com
  • 2 km

  • 2km

  • 50

Villa De Pinto

Villa De Pinto***


C/ DEL BARCO, 10
28320 Pinto
916911411

www.villadepintohotel.com

NUESTRA SELECCIÓN DE HOTELES EN Circuitos por Madrid

Las Provincias

Las Provincias ***

Fuenlabrada (Madrid)

Villa De Pinto

Villa De Pinto ***

Pinto