Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de su navegación por nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando aquí

Entendido


Ver mis viajes

« Otros destinosCircuitos por Cataluña - CIRCUITOS

Cataluña se ha consolidado como una de las regiones más prósperas y desarrolladas de España y Europa, siendo la industria, el turismo y los servicios los principales sectores económicos. Las espectaculares playas de zonas como la Costa Brava o la Costa Dorada, una gastronomía conocida a nivel mundial y obras de famosos artistas como Gaudí o Dalí hacen de esta Comunidad uno de los destinos más visitados de España.

También relucen construcciones fortificadas de muchos tipos y tamaños, vestigios de origen medieval o de los siglos posteriores así como un rico patrimonio arqueológico formado por más de 13.000 yacimientos arqueológicos y paleontológicos y por variadas colecciones museísticas.

Cataluña cuenta con un importante patrimonio natural y gran diversidad biológica y paisajística, una de las comunidades autónomas con más parques naturales de interés nacional. 


La historia de Cataluña es milenaria y sus inicios se remonta a las civilizaciones del paleolítico. La presencia griega, con la aportación de la vid, el olivo y la moneda, abrió el país a la colonización romana que sentó las bases culturales del futuro. Tras numerosas batallas y más allá de los Pirineos, el emperador franco Carlomargno, creó la marca Hispánica que organizaría el territorio en condados independientes y cuya extensión y unidad fue completándose a lo largo de la Edad Media. Tras la unión dinástica del condado de Barcelona y el Reino de Aragón en el siglo XII, los territorios catalanes se constituyeron en parte integrante de la Corona de Aragón, alcanzando una notable preponderancia marítima y comercial a finales del período medieval.

El reinado de Pedro IV el Ceremonioso (1336-1387) se caracterizó por graves tensiones bélicas, entre las que se cuentan la anexión del reino de Mallorca, el sofocamiento de una rebelión sarda, de la rebelión de los unionistas aragoneses y valencianos y, sobre todo, la guerra con Castilla. Estos episodios generaron una delicada situación financiera, en un marco de crisis demográfica y económica, pero también un poderoso desarrollo institucional y legislativo, en el que destaca la creación de la Diputación General de Cataluña o Generalidad de Cataluña (1365).

En 1659, bajo la llamada 'Paz (o Tratado) de los Pirineos' Cataluña se sumerge en una recesión económica, con nuevas epidemias de peste e inundaciones. Felipe V abolió, entonces, todos los privilegios de Cataluña, la cual tuvo que resignarse a jugar el papel de una provincia española más, aunque a pesar de la pérdida de autonomía, la región experimentó un nuevo boom económico, particularmente durante la segunda mitad del siglo XVIII, tal como demuestran el aumento demográfico y la creación de una fábrica de papel y de una industria textil en Girona.

La Revolución Industrial de Cataluña, o la era del vapor, se produjo entre 1840 y 1891, lo que convirtió Cataluña en uno de los territorios de mayor dinamismo industrial y se incorporó al grupo reducido de las regiones europeas que alcanzaron antes de 1860 unos niveles de industrialización elevados. La Revolución Industrial fue posible por el renacimiento económico que experimentó la sociedad y la economía catalana durante el siglo XVIII.

A lo largo de las décadas de 1980 y 1990 se desarrollaron diferentes aspectos de la construcción autonómica, entre ellos el despliegue de la policía autonómica, los Mozos de Escuadra, la creación de la administración comarcal y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. También se desarrolló la Ley de Normalización Lingüística y la inmersión lingüística en las escuelas, a fin de fomentar el conocimiento y el uso del catalán; y se crearon la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, los medios de comunicación de radio y televisión de titularidad pública catalana (Catalunya Ràdio y TV3). En 1992 Barcelona celebró los Juegos Olímpicos, que sirvieron para dar a Cataluña y a España un reconocimiento internacional.

La esencia mediterránea impregna la gastronomía tradicional, que incluye platos célebres como los canelones o la crema catalana. Este legado histórico ha inspirado las propuestas innovadoras de cocineros como los hermanos Roca, Ferran Adrià o Carme Ruscalleda. El pasado y la vanguardia gastronómica han hecho del producto de calidad y proximidad la base de su recetario, que ha convertido a Cataluña en referente culinario internacional.

Mezcla ingredientes de la huerta y de la montaña (carne, embutidos, carne de caza) con los productos del mar (marisco o pescado) consiguiendo una variedad de gustos y contrastes que la hace especial. La multitud de combinaciones distintas puede parecer extraña a los que no están acostumbrados pero responde a una tradición más que centenaria resultado de las condiciones geográficas y de la sabiduría popular.

Los dulces catalanes son productos exquisitos para el paladar donde se encuentran postres como la famosa crema catalana, la mel i mató (un queso típico acompañado de miel), el pa de pessic (un tipo de bizcocho) o los carquinyols (un dulce típico de Cataluña con almendras).Elaborados con ingredientes de la tierra, los postres típicos catalanes se mueven a caballo entre la tradición popular y el lujo: la mayoría tienen un origen humilde y se elaboraban con ingredientes que la gente tenía en sus aldeas, como la leche cuajada, los huevos o las almendras.

Conocer los vinos de Cataluña es otra forma de conocer su cultura. La tradición de los más de 2000 años de viticultura, las características del clima y de los suelos, las variedades de uva y la aplicación de la tecnología más avanzada hacen de Cataluña una región vinícola reconocida en todo el mundo, un destino enoturístico con un prestigio que va en aumento.


Circuitos de 6 días (5 noches) realizando un amplio recorrido para conocer la esencia de cada lugar:

CIRCUITO INTERIOR POR LÉRIDA

Lérida, es la capital de la provincia del mismo nombre. Está situado en la plana, la llanura más grande de toda Cataluña, a menudo cubierta de niebla. Está rodeada de un entorno natural muy variado. Las explotaciones agrícolas dominan la mayor parte del paisaje del Segrià y las comarcas vecinas, donde el campo sigue siendo un importante elemento de la economía.

* Ciudad de Lérida

* Tarragona y Sitges

* Guimerá, Verdú y Tárrega. 

* Ruta Cisterciense. 


Balneari Oca Rocallaura

Balneari Oca Rocallaura****


AFORES S/N
25268 Rocallaura
973330632

www.ocahotels.com
  • 6 km

NUESTRA SELECCIÓN DE HOTELES EN Circuitos por Cataluña

Balneari Oca Rocallaura

Balneari Oca Rocallaura ****

Rocallaura